El lado sexy de las procesiones

Sí Hamijos y Hamijas, después de soportar la semana santa en Granada, con sus 24 horas non stop de procesiones, bandas sonoras, incienso, velas y capirotes, uno intenta verle el lado positivo al asunto…

Después de ver a lo que me refiero, tenéis que elegir una opción:

– Tienes razón, el uniforme de beata reprimida con mantilla y peineta merece estar en el olimpo de los trajes morbosos, junto al de colegiala minifaldera con coletas y piruleta, enfermera minifaldera con redecillas blancas y el de cuero/latex negro.

– Necesitas una hembra urgentemente o vas a acabar poniendote cachondo con la propaganda del eroski, sección lenceria o peor aún, con la del lidl.

Las ranas son cristianas

El silencio de la noche,

lo rompieron las ranas,

y al preguntarte que oias,

dijiste que una emisora cristiana.

En el restaurante argentino

En el restaurante argentino,

El filete estaba muy hecho,

por eso me lo comí enterito,

y así terminó el barbecho.

La noche de Barcelona vs la noche murciana

Guia nocturna para viajeros:

La gente wannabe pijos, sale por:

– En Barcelona, la sala Bikini

– En Murcia , el Novo

Lo que uno se encuentra es:

– En Barcelona, cuatro tios por cada tia, mínimo.

– En Murcia, dos tias por cada tio, mínimo.

Las posibilidades son:

– En Murcia, las tias se te acercan y te miran con cara lasciva de deseo, buscan el contacto y si no das el paso, lo dan ellas.

– En Barcelona, las tias se lucen y te miran por encima de sus gafas de pasta , mientras te amenazan con fulminarte con la mirada si se te ocurre entrarles.

La fauna que te puedes encontrar es la siguiente:

– En Murcia dominan las trained teens puede verse alguna milf o rotonda teen.

– Barcelona es tierra de penco-teens , troll- teens y elder-teens todas ellas conveniente equipadas con sus gafas de pasta. No en vano Barcelona es la meca del gafapastismo nacional.

Resumiendo: no me extraña que el anterior alcalde, Joan Clos, promoviera Barcelona como destino gay. La verdad es que no hay mucho que hacer por allí salvo comprar artículos de diseño, como cafeteras y relojes, y piezas de ordenadores.

Autoregalos de Barcelona

Ya que estaba en Barcelona, me he hecho unos regalitos…

Un libro que me han dicho que está muy bien.

una cafetera a pistón, del habitat para beber mate mientras leo el libro.

Este peazo de reloj THE ONE Lightmare, supergeek y super-mega-chachi para que l@s murcian@s flipen cuando me pregunten la hora, juas!

Y a que viene esto? pues nada, vengo contento, y me apetecía contarlo.